sábado, 30 de enero de 2010

Vuelo perfecto


Como alas trazando en el cielo
dibujando lento formas perfectas
intentando capturar el tiempo
Brisa nocturna que rozando seda
descubre la textura del aire
y humedece la piel de la luna
Caricia de estrellas fugaces
iluminando caminos de piel
estremeciendo esencia y alma
Como tatuaje en mis dedos
embriagando mis sentidos
viajo volando por tu pecho

viernes, 22 de enero de 2010

Magia


Al abrigo de las sombras
he saboreado tu perfume
hundida en tu cuello
a la nostalgia desafiado
A la fiebre de tus manos
mi piel se ha derretido
Al ritmo del viento
mis caderas te han atado
Bajo la luna de enero
he envuelto tus dedos
y entre mis piernas
se ha deslizado
la magia de tu deseo

domingo, 10 de enero de 2010

Chocolate caliente (del recetario de la noche)


En esta ocasión la receta del chocolate caliente va directo y sin escalas para los caballeros, es una excelente alternativa para estos días helados, hoy les toca trabajar a ellos, así que ustedes flojitas y cooperando princesas, dejense consentir.

INGREDIENTES:
6 velas
1 varita de incienso (se sugiere Sándalo)
una mascada
Música de fondo (al gusto)
chocolate líquido

PREPARACIÓN:
1) Acomoda las velas por toda la habitación, de preferencia en las orillas para tener campo de acción. OJO: caballeros favor de colocarlas sobre una base de vidrio o metal para evitar accidentes inecesarios e interrupciones molestas.

2) Enciende la varita de incienso en un rincón de la habitación. Favor de elegir un aroma suave que combine con la música de fondo la cual también debe ser suave, (abstenerse de poner guaracha, regatón o cualquier cosa que se le parezca).

3) Una vez preparado el ambiente con delicadeza coloca la mascada en los ojos de tu princesa y tomandola muy muy suavemente la vas a llevar a la habitación mientras le hablas al oído de lo bien que la va a pasar.

4) Comenzarás por colocarte detrás de ella dandole pequeños besitos en la nuca mientras tus dedos pasean despacito y apenas rozando por sus brazos.

5) Justo cuando sientas su piel chinita vas a besar y a dar pequeños mordiscos al lobulo de su oreja.

6) Comenzaras a quitarle la ropa muy despacito sin dejar de besarla. No olvides que todo es suave.

7)Una vez desnudos ambos, la recostaras sin quitarle la mascada de los ojos. Vas a tomar la botella de chocolate y dejaras caer unas gotas en su cuello, muy cerca de su oreja, y con tu lengua vas a probarlo hasta quitarselo.

8) Después pondrás a tu chica boca abajo y dejaras caer un camino de chocolate por su columna, deja que escurra, que se derrita con el calor de su piel y entonces comenzarás de abajo hacia arriba a quitarlo con la punta de tu lengua.

7) Harás lo mismo con sus hombros y sus brazos, después su cintura y poco a poco, SIN PRISAS, bajaras por sus glúteos dejando caer accidentalmente unas gotas justo en medio de ellos para después pasar tu lengua despacito.

8) Continuarás con sus piernas, te recomiendo hacer n buen trabajo en la parte trasera de las rodillas, si lo haces bien te sorprenderás de los resultados.

9) Si aún puedes mantener la calma, la vas a voltear boca arriba para comenzar de nuevo en su cuello.

10) Del cuello te pasaras a los hombros y los brazos, no olvides las manos, tu lengua en sus palmas y entre sus dedos puede hacer maravillas.

11) Como se que ya no aguantas... vas, deja caer el chocolate en medio de sus senos (E N M E D I O) siiii, torturala un poquito antes de pasar a los pezones que para ese momento ya deberan estar con las altas puestas. Cuando llegues ahí, hazlo suave, puedes dar pequeños mordiscos (¨P E Q U E Ñ O S )nada de salvajadas por favor!! concentrate en rodearlos, lamerlos de abajo hacia arriba disfrutando la deliciosa combinación.

12) Continúa el camino por su vientre y deja caer el chocolate en mayor cantidad para que escurra perfecto a donde debe escurrir, y una vez ahí... te saltas esa parte y te vas a los muslos. SSSiiiii, verás que experiencia!

13) Sigue bajando por sus piernas poniendo y quitando el chocolate y cuando en las piernas ya no haya nada te regresas al vientre que no limpiaste. Y entonces si, te sirves con la cuchara grande y le das a ella el manjar de su vida, ok?

14) Lo que sigue ya es chamba tuya, la mesa ya esta puesta y el chocolate ya esta caliente.

PROVECHITO, QUE LO DISFRUTEN!!! Y AHI LUEGO ME CUENTAN VALE?

domingo, 3 de enero de 2010

Cuando hacemos el amor


El cielo comienza en tu mirada, encontrarme en ella mientras mi cuerpo anida en tus brazos es el principio de mi locura. Ven...
Tus labios endulzando mi cuello y tus manos explorando suave y exquisito mi espalda trazando el camino perfecto para llegar al éxtasis.
Tu boca encuentra la ruta ideal hasta llegar a mi sexo, tu lengua humedeciendo cada rincón y mis sentidos aturdidos viajando por la luna. Mis manos acariciando tu cabello temblorosas entre gemidos leves y suspiros entrecortados. Sigue...
Siento el calor de tu lengua moviéndose dentro y fuera de mi, rozando lento, lamiendo y disfrutando el jugoso regalo.
De nuevo tus labios en los míos, tu pecho pegado a mi cuerpo haciéndome tuya al tiempo que nuestras pieles se funden con el calor de tanta pasión contenida. De tantos besos robados, de tantos momentos sin concretar.
Esa sensación maravillosa de ser uno solo, con los ojos cerrados intentando grabar para siempre cada instante cargado de amor y deseo.
Una y otra vez penetrando hasta el alma con cada movimiento, las respiraciones aceleradas, los cuerpos mojados. Te quiero probar...
Es ahora mi boca la que recorre inquieta cada centímetro de ti, la que despacio baja por tu pecho y sigue hasta perderse en la delicia de tu erección paseando de abajo hacia arriba, jugueteando con la punta y regresando abajo de nuevo para hacerte volar con las caricias de mi lengua que quiere más de ti, que parece devorarte por instantes mientras se te escapan gemidos de placer.
Mi cuerpo te necesita, me convierto en jinete que cabalga sobre ti como la luna lo hace sobre las nubes. Me besas, me miras, nos olvidamos del mundo en un beso eterno que tiene como cortina mi cabello cayendo sobre tu cara. Me pierdo en tus ojos y entrelazando nuestras manos en un suspiro rozamos el infinito...
Recostada sobre tu pecho me abrazas y besas mi frente, no existe en el mundo mejor lugar para mi que tus brazos. Charlamos, nos besamos, reímos, seguimos abrazados, nos besamos de nuevo y volvemos a empezar...