viernes, 31 de diciembre de 2010

Dáselo al viento


Si fuese hoy el último día de mi vida, me gustaría bailar con el sol y bañarme de su luz y su fuego.
Sentarme en la banqueta a charlar con un viejecito escuchando maravillosos recuerdos durante horas mientras sus ojos me dieran lecciones de amor.
Tirarme en el pasto a contemplar las estrellas y extasiarme con una hermosa luna llena.
Escuhar interminables trovas llenando mis sentidos con sus voces de sueños y protestas que reflejan vida.
Fundirme en los brazos de mi cielo tatuandome en su piel y meterme en sus pupilas para siempre.
Envolver a mis princesas con todo mi ser y llenarlas de fuerza hasta el suspiro final.
Caminar descalza sintiendo la hierba bajo mis pies y su aroma penetrando mis poros.
Subir a una montaña y abriendo mis brazos dar gracias a Dios.
Si hoy fuese el último día de mi vida hay tantas cosas que me gustaría hacer...
Pero sólo es el último día de un ciclo más, así que simplemente viviré, soltaré al viento el pasado y con una sonrisa le diré a mi nuevo ciclo: Bienvenido!
Deseo con todo mi corazón que este ciclo que termina vuele al viento despejando el cielo de cada uno de ustedes para que cuando el siguiente llegue todo su ser este abierto a un sinfin de maravillas. Cierro mis ojos y los abrazo fuertemente.
Carlanoche

domingo, 12 de septiembre de 2010

Universo



...Y los cuerpos se fundieron
confundiéndose con las nubes
danzando la danza del aire

...Y las bocas se estremecieron
al calor de la tarde ansiosa
catando el elixir del cielo

...Y las manos se entrelazaron
en la entrega más sublime
rozando la inmensidad

...Y las miradas se encontraron
invadiendo el universo
mientras Dios sonreía


Para ti mi universo

miércoles, 25 de agosto de 2010

9o. FESTIVAL BLOGSSWINGERS

Pues bien, es muy grato para mi participar de nuevo en este festival, debo confesar que me entristece que sea el penúltimo, sin embargo aún tengo la esperanza de que Ivancito se arrepienta y continúe con esta experiencia tan enriquecedora. en fin...
Es aún más grato contar en mi espacio con la presencia de Diana, con este relato tan bello, ojalá les guste tanto como a mi.
Los invito a leerme en el blog Dreams, stars and coffe que me ha recibido tan cordialmente.
_____________


Gracias a Carlanoche por permitirme estar en su blog… un honor para mí…

Mi cómplice, la luna..

Eran medianoche, estábamos en la playa,
tu y yo caminábamos en la arena con los pies descalzos,
platicábamos de lo que nos había pasado en el transcurso del día,
mirando esa luna redonda y brillante,
me dispuse a fijar mi atención en alguien que ya estaba en mi corazón,
que había llegado en el momento menos oportuno y que ya no quería que se fuera de mi lado.

Pero ese día estaba contigo platicando, no me podía acercar a él,
El estaba con otra chica, platicando alegremente,
Te diste cuenta que yo me estaba fijando en él y agachaste tu cabeza,
Me preguntaste: ¿Te gusta verdad?
Quise no responder pero quería serte sincera, a lo que respondí: si...

Ya somos dos…
Lo mire asustada y pregunté: ¿También te gusta? Asombrada...
-No, el no, ella...
-Mientras tú te fijas en el, yo me fijo en ella, creo que estaría bien que estuviéramos ahí con ellos, bueno tu con él y yo con ella.
Con un suspiro de alivio, asenti con la cabeza y me enfoque a ver esa luna inmensa que nos alumbraba la noche.

Seguimos nuestro camino, viendo como se dibujaban nuestras huellas en la arena, cuando nos topamos con ellos, los dos nos pusimos nerviosos y el que era dueño de mi corazón hablo:

“Hola”-mirándome a los ojos me dijo:- ¿Caminamos un poco?, dije que sí, mi acompañante se fue con ella, nos volteamos a ver y sonreímos...

Mientras platicaba contigo, miraba a la que estaba presenciando todo esa noche, la hermosa luna.
Nos sentamos, platicamos y me recargue en tus piernas, me empezaste a acariciar el cabello y me dijiste:
Qué bonitos ojos tienes...

Yo poco a poco fui cerrando los ojos, sentía tu respiración cerca y sentía que estabas a punto de darme ese beso tan anhelado por mí...

Pero las voces echaron a perder el momento, me levante y sonreí a mi cómplice, a la que sabía que quería estar contigo y me lo concedió.

Desde ese momento jamás te has ido de mis pensamientos, aunque ya no estés físicamente conmigo, nuestros corazones siempre estarán unidos.

El corazón de mi acompañante tampoco se quedo con el de ella, el se fue vagando sin rumbo, en busca de un verdadero amor.

jueves, 29 de julio de 2010

Sobremesa



Como aperitivo un beso suave perfumado de vino tinto, encargado de despertar delicadamente el apetito de dos esencias dispuestas a paladear la breve pero deliciosa entrada compuesta por una exótica crema sazonada con caricias que se adhieren a sedosas pieles combinando sabores, texturas y calor que cederán paso al plato fuerte, manjar de pasión, locura y finas hierbas regalando el toque místico y seductor. La exquisitez de las palabras compartidas, el sutil postre coronador del banquete. Y así, con las piernas entrelazadas a la par de las almas, el sueño como sobremesa.

domingo, 25 de julio de 2010

jueves, 22 de julio de 2010

Amanecer


Sábanas de seda tibias de ti
cuando me deslizo entre ellas
para hacerte preso de mi sed
para llenarme de tu piel
y en el abismo de tus manos
perderme

Hilos de luna filtrados por la ventana
cuando mi boca te acorrala
entre susurros y caricias
entre roces sabor a miel
y calor que esperanzado de sol
despierta

Ojos cerrados viajan al viento
cuando las sábanas bailan
al ritmo de la luna
al ritmo de mi cuerpo
y en tu caluroso abismo
amanecen

sábado, 5 de junio de 2010

Deseo


Cuerpos que se estremecen
al contacto de las manos
mientras las bocas buscan
entre pieles que se huelen
la distancia es el veneno
que por la sangre se esparce
en segundos de ebullición
en latidos desesperados...

domingo, 23 de mayo de 2010

Adiós amor


Amor, el tiempo hoy me dijo basta
¿Sabes? Duele decir adios cuando aún se ama
pero amar es también dejar ir
son ya muchos años, miles de noches soñándote
deseando con toda mi alma que estuvieras aquí

Las culpas se han disipado y el cielo aclaró
La sensación de haberte abandonado cesó
Hoy sé que la luz te espera
Más allá de lo que mis ojos pueden ver
Más allá de lo que mis manos pueden tocar

Mis brazos ya no sentirán ese vacío
Mi boca se quedará con el recuerdo de tu piel
No habrá más preguntas ni más por qués
Este corazón aprenderá a soltar
Lo que tanto tiempo necio ha llorado

Amor, seguiré mi camino sin ti
Tus huellas serán ahora parte de lo aprendido
Un regalo que la vida me dio un día
Y la muerte me quitó sin más
Un pedazo de cielo que abrace a mi ser

Te dejo ir mi niña linda
En algún momento nos encontraremos de nuevo
Mientras tanto... cerraré los ojos
Y te veré volar siguiendo tu camino.
Te amo.

Tu mamí


A mi hija, a diez años de su muerte.

viernes, 30 de abril de 2010

FESTIVAL BLOGS SWINGERS ABRIL 2010

PUES MÀS VALE TARDE QUE NUNCA, EN ESTA OCASIÒN TENGO COMO INVITADO A A ALGUIEN MUY ESPECIAL, ALGUIEN QUE TIENE UNA CHISPA Y CARISMA DE ENCANTO, AMBOS NOS DISCULPAMOS POR LA DEMORA Y PUES... A DARLE, CON USTEDES "EL BELO"
MI POST ANDA POR AHI EN "ENTRE PARÈNTESIS" POR SI SE QUeEREN DAR UNA VUELTA



¿Vacaciones… para relajarse?

Gracias a Carlanoche por dejarme publicar este texto en su magnífico blog y a todos sus seguidores y lectores por tomarse el tiempo para leerlo. Es un gusto estar con ustedes.

Cuando ví el tema de vacaciones pensé de inmediato en todos los buenos momentos que pasamos cuando estamos descansando en otro lugar.

Pero también vino a mi memoria los momentos de angustia y desesperación que uno vive cuando se le pierde el pasaporte, los boletos de avión, el taxi que nos llevara al aeropuerto, las maletas, el propio vuelo de avión, etc., y es en ese instante en que vemos que nuestras “vacaciones para relajarnos” se convierten en momentos de angustia que nos pone los nervios de punta. Y cuando uno llega al “hogar-dulce-hogar” quisiera tener otros días de descanso para relajarse de esos momentos tan estresantes.

Y sobre esto me gustaría escribir y compartir una de tantas anécdotas que al respecto he vivido. Espero no aburrirlos.

Hace algunos años, en Paris, mi hermano Iván, mi amigo Ernesto y yo, el Belo, teníamos que volar hacia Londres para continuar unas vacaciones que habíamos iniciado en Madrid. El vuelo salía a las 8:00 am por lo que teníamos que ir en la madrugada al aeropuerto para llegar a las 6:00 y registra nuestro equipaje.

Tomamos un noctambus (autobús que sólo se utiliza en la noche y madrugada) para trasladarnos (ya que el taxi resultaba caro) y le pedí al chofer con mi poco y limitado francés que nos bajara en la “Gare du Nord” para ahí tomar el metro hacia el aeropuerto. Llevábamos muy buen tiempo para llegar al aeropuerto en metro y además resultaba un viaje barato.

Como eran las 4:30 am y no habíamos dormido nada por estar preparando las maletas en el hotel, al sentarnos en el autobús nos quedamos dormidos. Al cabo de un buen tiempo nos despertó el chofer para indicarnos que debíamos bajar y nosotros vimos que estaba todo muy oscuro y no se veía la estación de tren, por lo que le pregunté al chofer sobre ello y él me respondió que la Gare du Nord la habíamos dejado atrás hace varios minutos y que estábamos en la última parada del noctambus.

Miré mi mapa y el chofer me indicó dónde estábamos exactamente, lo que me permitió percatarme que nos encontrábamos completamente al otro extremo del aeropuerto, esto es, más lejos del aeropuerto que cuando tomamos el noctambus.

Nos bajamos después de una rabieta gigante y una reclamo al chofer por no despertarnos y bajarnos donde le dijimos y buscamos un taxi pero no había ninguno a esas horas en ese lugar. Yo miraba las calles para ver si se veía alguna luz de un taxi que pasara por ese rumbo pero nada, ni un alma. Miraba de un lado a otro pero sólo oscuridad y silencio hallaba en mi búsqueda. El tiempo apremiaba y la mente se volvía todavía más lenta para encontrar una solución. Si no hallábamos un medio de transporte pronto (Y sólo un taxi nos podía salvar para llegar a tiempo) perderíamos el vuelo a Londres y obviamente nos costaría mucho dinero tomar otro vuelo, lo cual no llevábamos. La boca se me empezó a secar. “Piensa, piensa”, me insistía en mi mente.

Vimos que en ese lugar había una estación del metro, la primera de una línea y bajamos a preguntar pero todavía no abrían el metro ya que faltaban como tres minutos para las 5:00 am hora de su apertura. Nos encontramos con un señor que era el encargado de los tickets y nos dijo que no había por esos lugares alguna estación o sitio de taxis pero nos ayudó a buscar una solución.

Nos dijo que abordáramos el primer metro del día que iba a salir de esa estación y que nos dirigiéramos hasta la estación “Gare du Nord”. Que ahí nos bajarnos y en lugar de conectar con otro metro (como inicialmente lo hubiéramos hecho) tomáramos un taxi en ese lugar ya que ahí sí encontraríamos bastantes.

No nos quedó otra opción que seguir esa indicación. Compramos los boletos del metro y cuando el encargado abrió las puertas corrimos para tomar el primer metro del día pues si se pasaba perderíamos alrededor de 10 a 15 minutos más en que llegara el segundo, como nos lo advirtió el encargado. Por ello, al pasar los torniquetes corrimos con todas nuestras fuerzas cargando las pesadas maletas que llevábamos llenas de ropa pesada para el frío y recuerdos de Madrid y Paris.

Escuchamos a lo lejos que ya se acercaba el metro y apresuramos la carrera bajando con brincos las escaleras que nos llevaban a los andenes. De pronto vimos que empezó a llegar el metro y que comenzó a frenar, luego abrió sus puertas y yo fui el primero en llegar y entrar, después mi hermano y pensamos que ya lo habíamos logrado pero justo en el momento en que sonó el aviso del cierre de puertas del metro vimos que Ernesto, nuestro amigo, se había retrasado porque se le rompió la maleta de donde la jalaba, por lo que la tuvo que echar en sus espaldas cual costal de papas.

Le gritamos que corriera más rápido, que apresurara el paso. Él nos miraba horrorizado haciendo un esfuerzo sobrehumano por correr con su pesada maleta y entrar al vagón. Por un instante creímos que no lo lograba pero cuando las puertas iniciaron el cierre, él se avalanzó hacia dentro con todo y maleta y logró ingresar aunque no de muy buena forma ya que quedó desplomado en el piso, maldiciendo la maleta chafa que llevaba. Todos estábamos bañados en sudor a pesar del frío intenso que se sentía en ese invierno parisino.

Llegamos a la “Gare du Nord” y corrimos para tomar un taxi. Efectivamente había bastantes. En el que abordamos le pedimos que nos llevara al aeropuerto y le informamos que no teníamos tiempo y que podíamos perder el avión si no se apresuraba, por lo que ni tardo ni perezoso piso el acelerador y voló cual bólido de fórmula 1.

Cuando llegamos al aeropuerto, juntamos los pocos francos que nos quedaban para pagar el “cuentón” que marcó el taxímetro, centavo tras centavo los contamos y al final nos faltaba dinero. Le dijimos que si le completábamos con algunos dólares pero no quiso y con gesto amable nos indicó que no nos preocupáramos que corriéramos o no llegaríamos a registrarnos.

Por fin llegamos, nos registramos y pasamos a la sala de espera donde nos sentamos y de tanta angustia y tensión nos quedamos nuevamente profundamente dormidos, tanto que casi perdíamos el vuelo ya dentro del aeropuerto.

Como ésta, muchas anécdotas que estoy seguro a todos nos han pasado y que lejos de relajarnos nos pone en un estado de angustia, pero que a final de cuentas y al paso de los años, se recuerdan como “la cereza del pastel” de unas inolvidables vacaciones.

Gracias nuevamente y me despido invitándolos a que me visiten en http://memoriasinescribir.blogspot.com soy El Belo y los espero por allá y también nos veremos por este espacio de Carlanoche.

domingo, 25 de abril de 2010

Entre miel y sal



Unos segundos me bastan para poseer la esencia
Que me transporta a través de tu piel
A saborear la transpiración del amor arrebatado
Que se escurre entre la comisura de mis labios
Y se enreda en mis cabellos alborotados

El temblor de esas manos ansiosas
Buscando el nido que acogerá entre miel y sal
Al bandido de suspiros, al ladrón de mis gemidos
Y entre sudor y besos, caricias y gritos
Se vaciará en segundos para renacer en mi.

martes, 23 de marzo de 2010

Rompiendo la línea

Queridos y apapachadores lectores y amigos, espero no decepcionarlos, pero en esta ocasión romperé la línes del blog. Se que ya están acostumbrados a textos cachondos y cargados de pasión o fantasía, pero ahora me gustaría compartir un poco más de esta PSICOLOCA como me dicen mis amigos.
Resulta que me encuentro muy contenta, en este momento de mi vida me siento plena en todos los sentidos, como mujer, como madre, como amiga y como psicóloga. Así que hoy les contaré de algo que sucedió en mi trabajo y que me ha puesto muy felíz. La semana pasada (no pude escribirlo antes) y con motivo del mes de marzo, que aca en México esta dedicado a la familia, en el colegio en el cual trabajo comenzaron una serie de actividades enfocadas a la convivencia enytre padres e hijos y para abrir las actividades los jefes me pidieron dar un taller a los padres sobre la import5ancia de involucrarse realmente con sus hijos. Desde mi punto de vista el involucrarse con los hijos va mucho más allá de ir al colegio y compartir una actividad con ellos, por lo que me di a la tarea de preparar un taller en el que, en primera instancia los padres tuvieran la labor y oportunidad de conectarse con ese niño que algún día fueron y que con los años se ha quedado dormido en lo más recóndito de sus recuerdos. No se imaginan lo bello que resultó! de verdad fue lindo, ver a tantos adultos que llegaron con cara de "Y ahora que rollo nos van a echar" como poco a poco iban transformando su rostro a medida que los recuerdos los iban rescatando, si, porque así fue, LOS RECUERDOS NOS FUERON RESCATANDO, a todos, incluida yo, fue un paseo maravilloso por los juegos de la infancia, el stop, las coleadas, burro atamalado, policías y ladrones, tochito, las trepadas en los árboles, las carreras, avión, resorte, hoyos, ufff tantos y tantos juegos, después recordar a los amigos de la infancia, las risas, los retos, wow! de verdad me hubiera encantado grabar sus caras de emoción cuando compartían sus recuerdos con los demás, fue como estar entre amigos de la infancia de nuevo, recoerdar las canciones que cantabamos, los dulces que devorabamos, el tiempo que pasabamos en la calle jugando y corriendo sin parar, tocando timbres, que se yo, simplemente viviendo...
Una vez que los padres estaban totalmente conectados con su propia niñez, el siguiente paso en mi taller fue un trabajo de reflexión con el niño interior, un trabajo en el que cada uno fue rescatando y sanando a su propio niñito. Fue conmovedor ver a aquellos adultos que entraron renuentes, convertidos en unos pequeñitos llorosos y frágiles abrazándose a si mismos totalmente inmersos en sus recuerdos. Una vez que estuvieron totalmente sensibilizados, realice lo que perseguía, que era cuestionarlos sobre qué tanto se involucran en realidad con sus propios hijos, con lo que más aman en la vida, hasta donde estan realmente comprometidos como padres y qué es lo que les falta trabajar, para finalizar con el tiro de gracia a la conciencia: ¿qué pasaría contigo si de pronto no tuvieras a tu hijo? ¿Cómo sería la vida sin él? para cuando los padree abrieron los ojos ya estaban sus pequeños frente a ellos y obviamente fue un cierre sumamente emotivo.
Los resultados posteriores al taller han sido realmente buenos, las actividades en equipo del colegio con la familia han contionuado y la respuesta de los padres ha sido muy buena, están participando muy activamente con sus hijos y a los niños se les ve contentos. Obviamente no faltan los que de plano están completamente ausentes de la vida de sus hijos y porsupuesto ni al taller acudieron, sin embargo, me siento contenta con lo logrado. Contenta, jamás satisfecha porque si algún día me siento satisfecha dejaría de luchar y no pretendo hacerlo, no es algo que esté en mis planes. Por lo pronto creo que fue una semilla muy buena y quería compartirla con personas tan sensibles como todos ustedes. Besitos. Y les debo la sensualidad para la próxima.

lunes, 15 de marzo de 2010

Tu voz...


Luz de mar
y juegos de sal
fundidos con el cielo
en susurros de vida
Caricia de arena
incrustada en piel
se desliza por mis venas
y en mi boca muere...

domingo, 28 de febrero de 2010

Mírame


Vestida de seda te espero esta tarde
mojada de sueños al borde de la locura
mi cuerpo impaciente ansia esa mirada
que entre fuego y música viajará.
El sofá nuestro mudo testigo
me acompañará en el paseo
que mis dedos harán entre las piernas
hoy no me tocarás, hoy sólo mirarás
espectador de mi placer
provocador de mis instintos
ante tus ojos esta tarde...
para ti me desbordaré.

martes, 23 de febrero de 2010

FESTIVAL SWINGER FEBRERO 2010

PUES BIEN, AQUÍ ESTOY INICIANDOME EN ESTO DE LOS FESTIVALES SWINGER, DESDE QUE LO LEÍ POR VEZ PRIMERA ME ENCANTO LA IDEA, ASÍ QUE ES UN VERDAERO PLACER TENER COMO INVITADA A BONBON AMÉR ESTOY SEGURA DE QUE EN SUS LETRAS QUEDARÁN ATRAPADOS MÁS DE UNO, PUEDO ASEGURARLES UN DELEITE AL LEERLA, SU ESTILO ROMÁNTICO Y REALISTA CON ESE TOQUE MÁGICO RESULTA EN VERDAD ENVOLVENTE, ASÍ QUE SIN MÁS PREÁMBULO QUE ESTA SENCILLA PRESENTACIÓN LOS DEJO CON ELLA Y SU APORTACIÓN AL FESTIVAL.


Mi amor, mi dulce dulce amor.




Fue así como el juego comenzó; Una sonrisa, una mirada y un guiño. El tiempo se había encargado de separarnos y aun así sabíamos encontrar la excusa perfecta para volvernos a ver. Tres meses de separación y bastaba un solo día para decidir nuevamente dejarnos de ver.

¿Nuestros errores? El impulso, de vernos, besarnos, tocarnos… Demasiada seguridad quizás y a la vez demasiada inseguridad. Pecamos de envidia al sentir la presencia de un tercero en conversación, pecamos de soberbia y juramos deliberadamente TANTO amor; incluso más del que estábamos dispuestos a dar.

Pecamos de gula y no supimos satisfacer nuestra sed de cariño, pecamos de avaricia y comenzamos a pensar que necesitábamos aún más. Aun así esto nos supo mantener juntos nos hizo amarnos aún más y creer que estaríamos dispuestos a todo para ser solo eso… “Nosotros”

Uno de los errores más grandes fue haber pecado de lujuria al no resistir la distancia entre nuestros cuerpos. Pero sobre todo fue habernos amado del modo en que lo hicimos porque asi fue como nuestra juego, nuestra realidad comenzó a fracturarse.

Teníamos un amor tan grande, tan lleno de vida y emociones; que a pesar de tener las circunstancias contra nosotros decidimos ser uno fuera de la mirada de los demás, lejos de sus susurros y sus sentencias. Decidimos luchar contra eso y más para mantenernos unidos.

Decidimos mostrarnos la belleza del mundo, el verdadero significado del amor, decidimos compartir una parte de nuestra vida y dar aún más de lo que podíamos resistir por conseguir la felicidad del otro. Pero…

Decidimos amarnos, amarnos más de lo que se puede amar, desear más de lo que se puede desear y querernos más de lo que podíamos necesitar. Nuestros labios se encontraron, nuestras manos supieron dibujar nuestras siluetas y nuestras almas supieron encontrarse para ser una sola.

Fue algo tan bello y lleno de emociones que distorsiono nuestra realidad dejando un vacío tan enorme entre nosotros que ahora ni todo ese amor que sentíamos el uno por el otro podrá llenarlo. ¿Sabes que es lo que más me gusta de todo esto?

Que ya no te veo, ya no te siento, ya no te extraño, ya no te necesito; no necesito tus brazos, no necesito tus labios, no necesito tus manos sobre mi cuerpo ni tu alma junto a la mía… nos convertimos en una ilusión de algo que solo “fue” y aun así puedo decirlo con toda seguridad.

Porque fue cuando aprendí a vivir sin ti que me di cuenta de una cosa. TE AMO y nada podrá cambiar eso nunca… TE AMO y aunque olvide tu nombre jamás olvidare este sentimiento… TE AMO y gracias a ti aprendí a amar y a ser amada… TE AMO y sé que me amas.

Adiós, mi dulce… dulce amor.



Bonbon Amèr

sábado, 30 de enero de 2010

Vuelo perfecto


Como alas trazando en el cielo
dibujando lento formas perfectas
intentando capturar el tiempo
Brisa nocturna que rozando seda
descubre la textura del aire
y humedece la piel de la luna
Caricia de estrellas fugaces
iluminando caminos de piel
estremeciendo esencia y alma
Como tatuaje en mis dedos
embriagando mis sentidos
viajo volando por tu pecho

viernes, 22 de enero de 2010

Magia


Al abrigo de las sombras
he saboreado tu perfume
hundida en tu cuello
a la nostalgia desafiado
A la fiebre de tus manos
mi piel se ha derretido
Al ritmo del viento
mis caderas te han atado
Bajo la luna de enero
he envuelto tus dedos
y entre mis piernas
se ha deslizado
la magia de tu deseo

domingo, 10 de enero de 2010

Chocolate caliente (del recetario de la noche)


En esta ocasión la receta del chocolate caliente va directo y sin escalas para los caballeros, es una excelente alternativa para estos días helados, hoy les toca trabajar a ellos, así que ustedes flojitas y cooperando princesas, dejense consentir.

INGREDIENTES:
6 velas
1 varita de incienso (se sugiere Sándalo)
una mascada
Música de fondo (al gusto)
chocolate líquido

PREPARACIÓN:
1) Acomoda las velas por toda la habitación, de preferencia en las orillas para tener campo de acción. OJO: caballeros favor de colocarlas sobre una base de vidrio o metal para evitar accidentes inecesarios e interrupciones molestas.

2) Enciende la varita de incienso en un rincón de la habitación. Favor de elegir un aroma suave que combine con la música de fondo la cual también debe ser suave, (abstenerse de poner guaracha, regatón o cualquier cosa que se le parezca).

3) Una vez preparado el ambiente con delicadeza coloca la mascada en los ojos de tu princesa y tomandola muy muy suavemente la vas a llevar a la habitación mientras le hablas al oído de lo bien que la va a pasar.

4) Comenzarás por colocarte detrás de ella dandole pequeños besitos en la nuca mientras tus dedos pasean despacito y apenas rozando por sus brazos.

5) Justo cuando sientas su piel chinita vas a besar y a dar pequeños mordiscos al lobulo de su oreja.

6) Comenzaras a quitarle la ropa muy despacito sin dejar de besarla. No olvides que todo es suave.

7)Una vez desnudos ambos, la recostaras sin quitarle la mascada de los ojos. Vas a tomar la botella de chocolate y dejaras caer unas gotas en su cuello, muy cerca de su oreja, y con tu lengua vas a probarlo hasta quitarselo.

8) Después pondrás a tu chica boca abajo y dejaras caer un camino de chocolate por su columna, deja que escurra, que se derrita con el calor de su piel y entonces comenzarás de abajo hacia arriba a quitarlo con la punta de tu lengua.

7) Harás lo mismo con sus hombros y sus brazos, después su cintura y poco a poco, SIN PRISAS, bajaras por sus glúteos dejando caer accidentalmente unas gotas justo en medio de ellos para después pasar tu lengua despacito.

8) Continuarás con sus piernas, te recomiendo hacer n buen trabajo en la parte trasera de las rodillas, si lo haces bien te sorprenderás de los resultados.

9) Si aún puedes mantener la calma, la vas a voltear boca arriba para comenzar de nuevo en su cuello.

10) Del cuello te pasaras a los hombros y los brazos, no olvides las manos, tu lengua en sus palmas y entre sus dedos puede hacer maravillas.

11) Como se que ya no aguantas... vas, deja caer el chocolate en medio de sus senos (E N M E D I O) siiii, torturala un poquito antes de pasar a los pezones que para ese momento ya deberan estar con las altas puestas. Cuando llegues ahí, hazlo suave, puedes dar pequeños mordiscos (¨P E Q U E Ñ O S )nada de salvajadas por favor!! concentrate en rodearlos, lamerlos de abajo hacia arriba disfrutando la deliciosa combinación.

12) Continúa el camino por su vientre y deja caer el chocolate en mayor cantidad para que escurra perfecto a donde debe escurrir, y una vez ahí... te saltas esa parte y te vas a los muslos. SSSiiiii, verás que experiencia!

13) Sigue bajando por sus piernas poniendo y quitando el chocolate y cuando en las piernas ya no haya nada te regresas al vientre que no limpiaste. Y entonces si, te sirves con la cuchara grande y le das a ella el manjar de su vida, ok?

14) Lo que sigue ya es chamba tuya, la mesa ya esta puesta y el chocolate ya esta caliente.

PROVECHITO, QUE LO DISFRUTEN!!! Y AHI LUEGO ME CUENTAN VALE?

domingo, 3 de enero de 2010

Cuando hacemos el amor


El cielo comienza en tu mirada, encontrarme en ella mientras mi cuerpo anida en tus brazos es el principio de mi locura. Ven...
Tus labios endulzando mi cuello y tus manos explorando suave y exquisito mi espalda trazando el camino perfecto para llegar al éxtasis.
Tu boca encuentra la ruta ideal hasta llegar a mi sexo, tu lengua humedeciendo cada rincón y mis sentidos aturdidos viajando por la luna. Mis manos acariciando tu cabello temblorosas entre gemidos leves y suspiros entrecortados. Sigue...
Siento el calor de tu lengua moviéndose dentro y fuera de mi, rozando lento, lamiendo y disfrutando el jugoso regalo.
De nuevo tus labios en los míos, tu pecho pegado a mi cuerpo haciéndome tuya al tiempo que nuestras pieles se funden con el calor de tanta pasión contenida. De tantos besos robados, de tantos momentos sin concretar.
Esa sensación maravillosa de ser uno solo, con los ojos cerrados intentando grabar para siempre cada instante cargado de amor y deseo.
Una y otra vez penetrando hasta el alma con cada movimiento, las respiraciones aceleradas, los cuerpos mojados. Te quiero probar...
Es ahora mi boca la que recorre inquieta cada centímetro de ti, la que despacio baja por tu pecho y sigue hasta perderse en la delicia de tu erección paseando de abajo hacia arriba, jugueteando con la punta y regresando abajo de nuevo para hacerte volar con las caricias de mi lengua que quiere más de ti, que parece devorarte por instantes mientras se te escapan gemidos de placer.
Mi cuerpo te necesita, me convierto en jinete que cabalga sobre ti como la luna lo hace sobre las nubes. Me besas, me miras, nos olvidamos del mundo en un beso eterno que tiene como cortina mi cabello cayendo sobre tu cara. Me pierdo en tus ojos y entrelazando nuestras manos en un suspiro rozamos el infinito...
Recostada sobre tu pecho me abrazas y besas mi frente, no existe en el mundo mejor lugar para mi que tus brazos. Charlamos, nos besamos, reímos, seguimos abrazados, nos besamos de nuevo y volvemos a empezar...