sábado, 3 de noviembre de 2012

Morir en ti


Beberte es la luz
 morir envenenada
trastornada mi sangre
y ardiendo el alma.
Libar tu salvia
morder tus huesos
hasta saberte dentro
hasta perder el sentido.
Caer al final a tus pies
rendida, inerte y desnuda
saciada de placer
invadida de tu vino.

1 comentario:

Ojos mirando