sábado, 17 de septiembre de 2011

Suave perturbación...

Cuentan las estrellas que sólo sucedió

Como la lluvia imprevista

Como fuego que abraza

Sucedió. Sin más…

Dicen que entre sus líneas brillaba

que con su poesía renacía

en suave perturbación

así. Sin más…

Cuentan las estrellas que sólo sucedió

Que la noche del escritor se enamoró

Y en secreto cada madrugada

Entre letras le hacía el amor.

http://www.youtube.com/watch?v=OPBcXfKksMg&feature=related


4 comentarios:

  1. Aún siendo la más suave de las perturbaciones es inquietante, viene de letras, de palabras, de frases hechas, de poesía, y de miradas, aquello que nos perturba muchas veces nos encanta.

    Delicioso este texto.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. No hay algo más bello que una noche enamorada de un poeta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Amorphis: Así es definitivamente, lo que no sé es si encanta porque perturba o perturba porque encanta, pero como sea, encanto y perturbación hacen magia.

    ResponderEliminar
  4. Querida Malquerida: Además de bello es delicioso, aunque quizá un poco triste para la noche no crees?

    ResponderEliminar

Ojos mirando