miércoles, 4 de noviembre de 2009

Alta tensión





...Y las bocas se fundieron electrificando el aire frío de la mañana convirtiéndola en espectacular noche de luces.

7 comentarios:

  1. El lector leyó tres, cuatro veces el texto, volvió a suspirar y ya no quiso racionalizar lo que habñia leído, simplemente comenzó a disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  2. Y la noche volvió a disfrutar al lector.

    ResponderEliminar
  3. suelen ser esos besos
    los que dejan la marca
    del choque eléctrico
    en la memoria...

    ResponderEliminar
  4. Así es mi querida mares, esos besos que no se borran, al contrario, cada que se recuerdan se siente de nuevo la descarga.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Alma:
    Yo siempre he dicho que no hay que quedarse con el antojo niña, ataaaaaaaasquese!!!!

    ResponderEliminar
  6. Wow, me encantan todas tus entradas. Te he hecho un comentario en esta pero te lo podría haber hecho en cualquiera porque son todas tremendamente sensuales y eróticas, y un auténtico placer para los sentidos...

    Te sigo, sin duda.

    ResponderEliminar

Ojos mirando