lunes, 19 de octubre de 2009

Eternamente


Cerré los ojos por un momento y senti tu aroma,
con la seda de mis palmas descubrí el mapa de tu cuerpo perfecto
y el viento acarició la sensualidad de una mirada
que se cruzaba entre tu recuerdo y el dolor de no tenerte...
Con la piel erizada tan sólo por abrazarte.
Tu boca tan lejos y yo besándote el alma.
Cerré los ojos y una despedida con olor a melancolía me acercó a ti
¿olvidarte? imposible. Mientras mi piel te guarde en cada milímetro
y resurjas cuando me toque el viento,
te escuche a cada respiro.
Tù siempre tù, tocando mi cabello mientras te amo
y el placer abrazándonos con una suavidad exquisita.
Cerré los ojos y toqué tus labios,
sublime sensaciòn rozar tu cuerpo a travès de la memoria
que se niega a dejarte partir para siempre,
cada parte de mi extraña tu olor cual si fueran los pies con que ando.
Hoy, como un infinito ayer que se prolonga
cierro los ojos y me encuentro.... eternamente tuya.

1 comentario:

  1. ¿Solo imaginación?
    Mmm... creo que aquí hay mucho mas que eso.
    En todos los casos tu ternura al escribir es infinita.
    Besito.

    ResponderEliminar

Ojos mirando